Cuando la tierra se casa con el buen hacer… ¡productos regionales de calidad!

Para cada estación, ¡productos diferentes!


En primavera, en los suelos arenosos, el espárrago de arena asoma su tallo blanco. ¡Pruébalo y nos cuentas!


En otoño, el kiwi del Adour llega a su madurez. Esta liana cultivada a orillas del río Adour produce pequeños frutos marrones de propiedades reconocidas. ¿Sabías que hay que unir las plantas masculinas y femeninas?


Durante todo el año, los productores crían en libertad aves y patos de corral.


Procedente de razas de carne noble, el buey de Chalosse, de alimentación 100% natural, es el testimonio de un territorio de tradición gastronómica.
 

Aquí, en París y en los mejores restaurantes del mundo, los paladares más finos empiezan a salivar ante tal abanico de sabores (¡al que, por supuesto, deberá acompañar una buena botella!)

Cepas tradicionales, terruño y un buen hacer ancestral han contribuido a la creación de un producto excepcional: el Armañac, el aguardiente más antiguo de aroma inconfundible, y el “Lou Floc” o Floc de Gascuña, la flor del aperitivo. Los vinos landeses proceden de viñedos cuyo terruño está naturalmente protegido.

Reunidos en torno a una asociación de promoción “Qualités Landes”, estos productos landeses procedentes de 7 ramas agroalimentarias se distinguen a través de certificaciones y marcas, garantes de calidad: AOC (Denominación de Origen Controlada), IGP (Identificación Geográfica Protegida) y Label Rouge.

En Las Landas, date cita con la calidad. ¡Los paladares finos nunca se equivocan!

Marilys Cazaubieilh (CDT des Landes - Última actualización 23/03/2017)