Gravitación y atracción, solsticio y equinoccio, el Sol y la Luna… ¡Cuántos fenómenos tan complejos! Y la marea, ¿cómo funciona la marea?

Si buscas en el diccionario, obtendrás la siguiente definición:
“Movimiento periódico (ciclo de 6 horas) y alternativo de ascenso y descenso de las aguas del mar, producido por la atracción del Sol y de la Luna.” Perfecto, ¡lo has entendido todo!

El  nivel más elevado alcanzado por el mar suele recibir el nombre de “marea alta”. Y a la inversa, el nivel más bajo es la “marea baja”.

l_ocean_et_ses_vagues.jpg

Oceano Atlantico - Playa Las Landas

 

No obstante, hay que saber que existen mareas muy débiles que se producen en torno al 21 de diciembre (invierno) y el 21 de junio (verano). Las mareas más fuertes (y espectaculares) se dan a principios de la primavera (hacia el 20 de marzo) y del otoño (21 de septiembre). Son las llamadas “mareas de equinoccio”.
En ese momento, se puede medir la distancia entre el nivel más alto y el más bajo, ¡que es de varios metros!

En Las Landas, el espectáculo del Océano desatado debe admirarse desde lo alto de la duna. ¡Grandioso!
En este mismo periodo, los más célebres spots landeses, en Hossegor, Seignosse o Capbreton, suelen acoger una de las pruebas del campeonato mundial de surf.   

En todas las playas landesas con vigilancia observarás que los socorristas indican diariamente los horarios de las mareas (alta y baja).

Sólo te falta por saber que el coeficiente de mareas señala la amplitud de las mareas previstas y varía de 20 (marea débil) a 120 (marea fuerte). Es decir, con un coeficiente elevado, seguramente nos encontremos con un mar fuerte y olas altas.


Ya ves, Einsteincillo (qué digo, ¡Newtoncillo!), ¡las mareas no son  cosa de brujería!

 

(CDT des Landes - Última actualización 23/03/2017)